Rituales de sangre

El misticismo como una forma de construcción de poder.

(Revista Newsweek de Argentina, 13-04-2011)

El martes 29 de marzo, siete personas fueron condenadas a cadena perpetua por la vejación y el homicidio en octubre de 2006 de Ramón González, un chico muy humilde de 12 años, en Mercedes, Corrientes. No es un caso macabro más: es casi un hecho histórico. Se trata de una de las primeros crímenes con componentes rituales que han recibido condena en la historia argentina.

José Miceli, antropólogo cultural correntino, señala que “los condenados formaban parte de una secta en gestación que llevaba a cabo adoctrinamientos en los principios elaborados para su propia formación”.Captaban menores para prostituirlos y emplearlos en rituales que, según sus creencias, les daban poder a ellos y a quienes se los encargaban.

Esta atribución de sentido hace novedoso al caso. “La creación de un grupo cuyo fin es matar es un elemento diferencial respecto de otras muertes vinculadas al esoterismo que pude encontrar en los archivos judiciales”, señala Juan Pablo Bubello, doctor en Historia del CONICET y autor de Historia del esoterismo en la Argentina.

Rituales de sangre, en Newsweek Argentina
Rituales de sangre, en Newsweek Argentina

En marzo de 2000, las hijas de Juan Vázquez habían quitado la vida a su padre en el marco de un ritual practicado en su casa del barrio porteño de Villa Urquiza. Pero Bubello distingue: las hermanas no quisieron matar a su padre, dice, sino salvarlo con prácticas mágicas de una casa que creían embrujada, de gualichos y de un monstruo que lo poseía. “Cuando sintieron que los rituales fallaban, se aterrorizaron y una de ellas, convencida de que podría aún salvar al padre del monstruo, le tajeó el cuerpo. En el caso Ramoncito, en cambio, surge una magia coactiva que habría constituido el universo de sentido para legitimar prácticas cotidianas dañinas en el grupo”.

En otras palabras, los condenados por el Caso Ramoncito resignificaron un abanico de tradiciones mágicas de acuerdo a sus particulares fines: la construcción, a mediano plazo, de una secta con fuerte religiosidad y vocación de poder usando la magia para someter a chicos vulnerables.

Y Corrientes resultó tierra fértil. Según Miceli, allí “el misticismo flota en el aire, tanto para los más humildes como para los más pudientes”. El antropólogo explica que todas las clases sociales viven una cultura mágico-religiosa híbrida alimentada por el intercambio que facilita la triple frontera.

También la trata de menores es una trágica tradición correntina. El fiscal del caso, Alberto Chaín, ofrece dos ejemplos elocuentes ocurridos en Mercedes. “Hace días, una chica de 14 años arrojó a su bebé a la vía pública. La misma edad que tenía la madre de Ramoncito cuando lo concibió”, advierte.

Durante los cuatro años de investigación, testimonios y pruebas confirmaron que se organizaba una secta. Por ejemplo, se enseñaban ritos con animales a adolescentes y niños. Miceli sostiene que el crimen de Ramoncito “podría considerarse la punta de un iceberg, algo que emergió y puso al descubierto una organización mayor”.

Varios elementos que él analizó indican que el asesinato fue, en esta cosmovisión, un acto inaugural:

• “La ubicación (del cadáver) en un cruce significa que el alma de la víctima queda atrapada en el lugar, lo cual consideran necesario para hacer futuras invocaciones”.

• “En ese cruce hay un descampado situado al oeste del ingreso a la ciudad, lo que deja ver que hacían un anuncio público, casi una presentación en sociedad”.

• “El cráneo de la víctima depositado sobre su hombro izquierdo orientado a la naciente del Sol, significa el anuncio de algo que emerge: la nueva secta”.

El fiscal Chaín agrega que hay indicios de que el grupo recibía órdenes y dinero para actuar. “Ninguno tenía empleo conocido y su actividad requería de gastos corrientes. Las indicaciones para completar ritos les llegaban por SMS. Esto y algunos testimonios sobre pagos, nos hizo advertir a jueces, fiscales y policías que había un autor intelectual”, relata Chaín, quien prepara un recurso legal para revertir las absoluciones de las dos personas a las que se aplicó el beneficio de la duda.

Esas sospechas derivaron en la citación a declarar a uno de los estancieros más ricos del sur correntino y a un candidato a intendente. Una causa judicial paralela al expediente central investiga su supuesta participación en el grupo. Si se comprobara, los alinearía con otra tradición argentina, la de la apelación a lo oculto como mecanismo de poder. Según Bubello, esa tradición se remonta a Julio Argentino Roca, quien partía a sus campañas acompañado de magas mapuches, llamadas machis.

Anuncios

8 comentarios sobre “Rituales de sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s